PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010

PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010
BICENTENNIAL MILITARY ARMY OF CHILE 2010

REPORTAJES ESPECIALES E INFORMACIÓN ADICIONAL

miércoles, 29 de septiembre de 2010

LOS ARGUMENTOS JUDICIALES CONTRA PIEDAD CORDOBA

En el fallo de única instancia, de 141 páginas, la Procuraduría General de la Nación de Colombia, argumenta que correos y llamadas telefónicas fueron determinantes para tomar la decisión de destituir a e inhabilitar por 18 años a la senadora.
Semana.com
Según la Procuraduría, en el cruce de documentos entre el grupo guerrillero y la senadora, los seudónimos de 'Teodora', 'Teodora de Bolívar', la 'Negra' y la 'Negrita', se refieren a ella. La congresista, de acuerdo al Ministerio Público, se extralimitó en sus funciones. Más de cincuenta páginas del fallo tratan de demostrar de qué forma esos alias hacían referencia a la senadora.
La certificación de la INTERPOL a la cadena de custodia de los archivos hallados en las memorias y computadores de alias ‘Raúl Reyes’, informes de la Dijín y el CTI, así como el testimonio de un ciudadano ucraniano, Viktor Tomnyuuk, e incluso una fotografía sirven a la Procuraduría como pruebas para vincular a la senadora con la guerrilla de las Farc.
En uno de los computadores incautados por el Ejército a Luis Édgar Devia, alias ‘Raúl Reyes’, el 1 de marzo de marzo de 2008, un correo electrónico cuyo destinatario es “Tania” dice:
Así se habla Piedad”, “Suban al editorial de la página y manden a todas las direcciones el artículo Así se habla Piedad. El discurso de la senadora Piedad Córdoba en el marco del seminario ideológico del PT México D.F… es la voz del decoro de la mayoría de los colombianos que se resiste a ser acallada y reclama una conducción distinta para el país”.
La Procuraduría interpretó ese correo como una prueba de que para las Farc, las declaraciones de la senadora “son altamente significativas e importantes”. Al parecer, el correo se refiere a la intervención de la senadora en un seminario en México en el que ella pidió a los gobiernos “progresistas de América Latina” que rompieran relaciones diplomáticas con Colombia. La intervención de Piedad fue hecha en marzo de 2007.
Según la Procuraduría, las actuaciones de la senadora en diferentes universidades demuestran que la senadora “tuvo un compromiso serio y dirigido a querer promover y colaborar con el mencionado grupo insurgente”.
Se refiere a las declaraciones que hizo cuando instó a estudiantes universitarios en un acto público en el Teatro Adida de Medellín a seguir el ejemplo de Maria Cano, Camilo Torres y de Manuel Marulanda Vélez (el extinto ‘Tirofijo) de luchar contra el Estado Colombiano.
Esta fotografía hace parte de las pruebas enviadas por los investigadores a la Corte Suprema como muestra de las relaciones de Piedad Córdoba con miembros de las Farc. En esta imagen aparece la senadora acompañada de Rodrigo Granda, Iván Márquez y Jesús Santrich

También se acopia como prueba la polémica foto de noviembre de 2007, en la que la senadora Córdoba aparece junto a los guerrilleros Iván Márquez, Jesus Santrich y Rodrigo Granda, con un ramo de rosas en la mano.
Para la Procuraduría “dicho acto constituye un evidente y claro compromiso de querer promocionar al grupo insurgente”, dice el fallo. El Ministerio Público destaca el hecho de que Córdoba portara “una prenda característica del grupo insurgente”, refiriéndose a la boina con la que ella aparecía en la foto.
La foto de la senadora con los guerrilleros, para la Procuraduría es muestra de “un suceso que para nada corresponde al de un acto de un senador de la República para procurar la liberación de unos secuestrados en poder de las Farc”, por el contrario “constituyó un manifiesto y decidido compromiso de querer promocionar a la organización delincuencial”.
Otras pruebas tienen que ver con intercepciones de algunas líneas telefónicas de miembros de las Farc. Según el fallo, fueron 52 llamadas que corresponden a teléfonos celulares cuyos números pertenecen a un integrante de las Farc conocido como alias ‘Rey’, miembro de la Columna Móvil Libardo García.
Según la Procuraduría del contenido de las conversaciones se desprende que las Farc prepararon recibimientos, al menos en dos ocasiones, a una mujer “de quien se dice era ‘Piedad Córdoba’, que ostentaba la condición de ‘Senadora’, y la que participaría en actos o reuniones políticas”.
En la conversación número 26 del 12 de febrero de 2010, cuyos interlocutores son “NN masculino” y “Rey” (integrante de las Farc), según la transcripción de la Procuraduría dice:
“Rey le pregunta a NN masculino si Piedad está por ahí. NN masculino dice que sí. REY aclara: Córdoba. Rey le pide a esta señora que (No se entiende). NN masculino pregunta si le tiene que decir eso a la profe. Rey le responde que no, que a “Piedad Córdoba”, Rey agrega que le diga a ella que pueden reunirse hoy, que vaya al lugar donde él esta, a ver qué es lo que quiere” (sic).
Con respecto al ciudadano ucraniano Viktor Tomnyuuk, el fallo aduce que ingresó en 2006 a Colombia y en 2007 tuvo contactos en las Farc con el comandante del frente 30 alias ‘Mincho’.
En su testimonio, que hizo parte del proceso disciplinario, Tomnyuuk fue preguntado que si en una reunión en Palmira, sobre la campaña electoral al Congreso, él oyó que la senadora defendiera la lucha armada.

Al respecto el ucraniano dijo: “Más que todo la escuché sobre su propaganda electoral, hablar de elecciones. Ella quería una ayuda… No escuché en palabras de la senadora, de meter bombas; la única cosa que escuché fue organizar una marcha de protesta para el 20 de junio donde la senadora se comprometía a pagar la mitad de los gastos… la otra mitad de gastos la pagaría alias ‘Mincho’. Eso lo dijo la senadora al hermano de alias ‘Mincho’ y los demás presentes; pienso yo que de eso sería la posterior reunión con alias ‘Mincho’, para concretar quién pagaba”.
Según la Procuraduría esa conversación, por la fecha en que se dio, el año 2010, es otro elemento de juicio “que produce la convicción en el juzgador disciplinario que los vínculos entre las Farc y la senadora continuaron en 2010”.
El organismo de control destaca lo que a su juicio es una recurrente actividad de “promoción y colaboración” con el grupo guerrillero.