PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010

PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010
BICENTENNIAL MILITARY ARMY OF CHILE 2010

REPORTAJES ESPECIALES E INFORMACIÓN ADICIONAL

martes, 28 de septiembre de 2010

EN LOS ANGELES, CHILE, SE REALIZA ENTIERRO DE SEIS SOLDADOS DE GUERRA DEL PACIFICO

En una solemne ceremonia, realizada en el Cementerio General de la ciudad de Los Angeles, en el sur chileno, permitió depositar los restos del sargento mayor Bernardo Necochea, veterano de la Guerra del Pacífico, quien participó en las campañas de Antofagasta, Pisagua, Dolores y Tarapacá; que llegara a ser capitán del regimiento Nº 2 de línea y falleciera en Los Ángeles en 1901; y de cinco soldados héroes, los cabos 1º Manuel Francisco Jorquera S. y Remigio Vivanco B.; el cabo 2º Moisés Salamanca Ramírez y los soldados José Mercedes Padilla B. y José Domingo Valenzuela A.

El acto congregó frente al monolito recordatorio de los veteranos del 79, en la avenida central del camposanto, a representantes del Municipio, el Regimiento Reforzado Nº 17 “Los Ángeles” e instituciones sociales de la ciudad, junto a familiares y otros ciudadanos, que quisieron rendir así un postrer reconocimiento a quienes lucharon en esas batallas memorables.

HALLAZGO
Como lo recordó en su discurso el comandante de la guarnición militar de Bío Bío, coronel Pedro Saavedra Espinosa, el terremoto del pasado 27 de febrero derribó varios mausoleos, entre otros, el de los hermanos de la Orden Terciaria de San Francisco. Dijo que “la administración del cementerio Municipal, en coordinación con el señor Luis Barceló Amado, Cordada Centinelas Andinos y el Regimiento Reforzado Nº 17 Los Ángeles, determinaron efectuar una ceremonia de reducción y traslado del sargento mayor Bernardo Necochea con los respectivos honores de reglamento al monolito en memoria de los veteranos de la Guerra del Pacífico”.
Añadió que “durante el desarrollo de este trabajo, se identificaron cinco veteranos de la Guerra del Pacífico, sepultados en el mausoleo de la Sociedad Patriótica 21 de mayo, que se encontraba con orden de demolición, debiendo adoptar la misma determinación de materializar las reducciones de los restos mortales, de acuerdo a las normativas legales vigentes y darles una digna sepultura”.
Resaltó que al preparar este monolito para recibir los restos, fue encontrada una capsula de bronce con un testimonio, un papel en su interior, el cual fue enviado por la Municipalidad a un organismo especializado en Santiago para identificar su contenido histórico.
Dijo que “es un alto honor el tener la oportunidad de orientar y dirigir el trabajo para esta solemne ceremonia”, en la cual se depositaban los restos del sargento mayor Necochea y de cinco soldados héroes, “quienes con gran amor y servicio a la patria, nos dejaron un legado inolvidable en la memoria de los chilenos, dejando un legado histórico de heroísmo y gallardía, forjada en las lejanas tierras y pampas nortinas”. Enfatizó que “hombres como ellos formaron parte de la historia misma y su sacrificio, valentía y espíritu de honor han permitido preservar más de cien años de paz para nuestra nación”.

El capellán del Regimiento, suboficial mayor (r) Omar Aguilera, ofreció un responso por el alma de los seis militares, tras lo cual, el comandante Pedro Saavedra procedió a entregar las banderas que cubrían los féretros a selectos asistentes al acto. Uno a uno, fueron siendo depositados esos restos en la base del monolito, tras lo cual hubo tres salvas de honor, se instaló una lápida por el capitán Necocheea y fue descubierta una nueva placa recordatoria de 49 Veteranos del ’79, que agregó nombres a la que allí había; las instituciones presentes colocaron ofrendas florales y, finalmente, se cantó el Himno del Ejército, “Los Viejos Estandartes”, como reconocimiento patriótico de uniformados y civiles a estos héroes, que ahora, dignamente descansan en paz.