PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010

PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010
BICENTENNIAL MILITARY ARMY OF CHILE 2010

REPORTAJES ESPECIALES E INFORMACIÓN ADICIONAL

miércoles, 19 de enero de 2011

J-20 EL CAZA MULTIPROPOSITO FURTIVO CHINO: ROMPIENDO LOS EQUILIBRIOS

El sorpresivo vuelo de prueba esta semana del J-20, el primer avión de combate chino capaz de pasar inadvertido a los radares gracias a su avanzada tecnologías stealth, ha provocado una ola de especulaciones sobre el estado de modernización del Ejército Popular de Liberación, y, en especial, sobre el desarrollo de armamento avanzado, capaz de hacer frente al estadounidense

Según algunos analistas, el ensayo sugiere que Pekín está avanzando más rápido de lo que se pensaba en la fabricación de un rival del F-22 Raptor de la compañía estadounidense Lockheed Martin, el único avión indetectable operativo en el mundo. Programa que por lo demas fue cancelado por la administración Obama pese a todas las recomendaciones surgidas desde el Pentágono en contrario.
Otros expertos se muestran más cautos. “El J-20 que hemos visto no es un modelo en producción. No sabemos si el avión que fue probado es un prototipo o una plataforma para ensayar tecnologías específicas”, asegura Matt Durnin, investigador del World Security Institute, un centro de pensamiento estadounidense, informa Reuters. “Está bastante claro por las imágenes que (los chinos) poseen el diseño básico del fuselaje de un avión furtivo, pero eso solo no significa que sea especialmente indetectable a los radares”, señala. “Incluso una vez que entre en funcionamiento, habrá preguntas sobre si se puede comparar a los aparatos similares de otros países”.
Además del F22, Estados Unidos también emplea la tecnología de evasión de radares en el F-35, que se encuentra en desarrollo, mientras que Rusia realizó el año pasado el primer vuelo de pruebas de su propio modelo, el Sukhoi T-50, cuya entrada en servicio está prevista para dentro de cuatro años.
El J-20 Chino aparente ser una fusión de los modelos anteriores y es considerablemente más grande que los cazas estadounidenses y ruso, lo que sugiere que tiene gran alcance y capacidad de llevar pesadas cargas de armamento. Según la revista Jane’s Defence, Moscú ha accedido a suministrar motores a Pekín para el J-20, ante la falta de tecnología china en la fabricación de reactores.
La industria aeronáutica del país asiático ha avanzado muy rápido en los últimos años, pero aún depende en gran medida de la tecnología importada. La propulsión, en particular, ha sido un problema. Los cazas J-10 y J-11 son copias del ruso Su-27 y emplean motores de este país.
El vicealmirante estadounidense David Dorsett, director de inteligencia naval, ha asegurado que la entrada en funcionamiento del avión de combate chino está aún a “años” vista. “Desarrollar la capacidad de no ser detectado con un prototipo y luego integrarlo en un ambiente de combate llevará tiempo”, ha afirmado. Pero los líderes en Pekín saben que, mientras consigan mantener el fuerte crecimiento económico y la estabilidad del país, el tiempo juega a su favor. A finales de 2009, el general He Weirong, número dos de la fuerzas aéreas, afirmó que el avión furtivo chino entraría en funcionamiento entre 2017 y 2019.