PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010

PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010
BICENTENNIAL MILITARY ARMY OF CHILE 2010

REPORTAJES ESPECIALES E INFORMACIÓN ADICIONAL

jueves, 18 de noviembre de 2010

DICTADURA DE LOS CASTRO SE VE OBLIGADA A HACER CAMBIOS ECONÓMICOS A MODELO SOCIALISTA

El regentente cubano, General Raúl Castro asegura que a la isla "no le queda más alternativa'' que adoptar los cambios económicos que ha propuesto y que éstos se basan en las ideas de su hermano Fidel, afirmó el diario oficial Granma el lunes.

La caótica situación económica cubana producto del modelo de ecomoía socialista impuesto por la dictadura de los hermanos Castro, obligo a dicho régimen a abandonar los postulados marxistas ortodoxos impuestos en la isla tras 50 años de dictadura.
La nota del rotativo agregó que algunos de los cambios estuvieron sujetos a ‘‘reiteradas preguntas'' o "esclarecedores debates'' durante la comparecencia de Castro ante 532 directivos del Partido Comunista.
Castro y la mayor parte de su gabinete se reunieron durante el fin de semana con los directivos del partido para explicar los detalles de los cambios, diseñados para reducir el gasto público y superar una devastadora crisis económica.
Los cambios, enumerados en un documento de 32 páginas hecho público la semana pasada, se implementaran  en abril tras el primer congreso nacional del partido desde 1997.
Castro le dijo al seminario que a Cuba "no le queda más alternativa'' que aprobar los cambios, informó Granma antes de añadir una frase curiosa: "Fue preciso al señalar luego que las ideas de Fidel están presentes en cada uno de los lineamientos propuestos''.
 La frase pintada en el mesón parece un mal chiste

Fidel Castro se opuso por largo tiempo a muchas de las políticas ahora propuestas, como permitir que floreciera la actividad económica del sector privado, antes de entregar el poder en el 2006 debido a problemas de salud.
El mayor de los Castro no ha comentado públicamente sobre los cambios propuestos, aunque algunos comunistas ortodoxos han alegado que constituyen un viraje hacia el capitalismo y quizás incluso un riesgo para la revolución.
La larga nota de Granma (casi 3,400 palabras) parece indicar una cierta preocupación por falta de información entre los los propios funcionarios  del partido y destacó que Castro les dijo ‘‘que la vida se enriquece cuando hay discrepancias''.
El diario oficial del Partido Comunista añadió que "esclarecedores debates caracterizaron'' el seminario de cuatro días, y que Castro urgió a su audiencia a hacer preguntas "sobre los temas que podrían ser más difíciles de explicar a la población''.
El rotativo amplió que "ante la inquietud de varios participantes'', el ministro de Economía, Marino Murillo, explicó que la propuesta de convertir tiendas estatales como las panaderías en cooperativas administradas por los trabajadores debe hacerse "con orden''.
Uno de los lineamientos "que suscitó más interrogantes'' requiere el cierre de las empresas estatales que no son rentables, informó Granma. "No es posible tener 10 años una empresa con pérdidas y que el Estado tenga que asumir sus gastos'', puntualizó Murillo en su respuesta.
La pregunta sobre cuándo podrían aumentarse los salarios (el promedio oficial es de $20 por mes) "fue recurrente entre los participantes porque se avizora que este tema sea uno de los que más debates promueva entre la población'', amplió Granma.
El periódico informó que Murillo replicó que el gobierno debe recortar primero su nómina (500,000 trabajadores estatales serán despedidos el 1ro. de abril), reducir los excesivos subsidios y aumentar la productividad.
También hubo "reiteradas preguntas'' sobre la unificación de las dos monedas oficiales de Cuba, agregó Granma. La mayoría de los salarios se pagan en pesos, pero los cubanos necesitan pesos convertibles, conocidos como CUC y con un valor de 24 pesos, para comprar algunos alimentos y mercancías importados.
Otra propuesta que "causó un amplio debate'' cambiaría las prioridades de admisión a la universidad para favorecer carreras en ciencias, tecnología, agricultura y enseñanza por encima de las de humanidades.
Castro le dijo a los directivos del partido que "no tienen que persuadir a los cubanos para que acepten los cambios propuestos, sólo explicarles" "porque en este proceso quien va a decidir es el pueblo'' (los Castro).
Pero Murillo dejó en claro que habrá límites y mencionó, por ejemplo, que el gobierno no entregará las propiedades estatales. "Vamos a administrarlas de forma diferente'', afirmó Murillo, citado por Granma, a través de arreglos como arrendamientos.
Repitiendo previas declaraciones de otros funcionarios, Murillo destacó que en los cambios al modelo económico cubano primará al estilo comunista de planificación centralizada "y no el mercado''.
El seminario, titulado Seminario Nacional sobre el Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, se realizó en la Escuela Superior Ñico López del partido en La Habana.