PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010

PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010
BICENTENNIAL MILITARY ARMY OF CHILE 2010

REPORTAJES ESPECIALES E INFORMACIÓN ADICIONAL

domingo, 3 de octubre de 2010

ARGENTINA: "ES UNA BOCHORNOSA COMPLICIDAD FRENTE AL CRIMEN"


El asilo concedido a Galvarino Apablaza generó indignación en la Unión Cívica Radical (UCR), que constituye la segunda fuerza parlamentaria de Argentina. Si ya el jueves el secretario general Jesús Rodríguez había adelantado que "el Gobierno hace con Chile lo que le critica a Irán", ayer fue el turno de su principal figura política, el vicepresidente de la Cámara de Diputados y precandidato presidencial, Ricardo Alfonsín.
"Darle estatus de refugiado político al señor Apablaza, impidiendo que se someta a la Justicia chilena a un acusado de haber cometido crímenes en democracia, representa un verdadero agravio para la República chilena", sostuvo el congresista.
Para Alfonsín, "la decisión argentina sólo puede justificarse frente a gobiernos persecutorios o autoritarios, que niegan Estado de Derecho o la independencia o imparcialidad de la Justicia. Obviamente, no es el caso de Chile".
El Comité Nacional de la UCR profundizó su visión en un comunicado. En el texto, la cúpula del partido consideró que se trata de "una afrenta inconcebible".
"Es un acto grave, contrario a la vigencia irrestricta de los derechos humanos y ofensivo hacia el país que lo requiere. Representa una afrenta para las democracias de la región", señaló el radicalismo.
"Negarle la extradición de quien es imputado de haber cometido un delito común, como lo ha determinado recientemente nuestra Corte Suprema de Justicia, significa desconocerle su aptitud para juzgarlo con todas las garantías del debido proceso", añade el documento.
Según la UCR, el Gobierno argentino considera al Estado chileno "de rango inferior en cuanto a su calidad institucional, un mensaje de un cinismo inadmisible para cualquiera que conozca la situación que en esa materia existe a uno y otro lado de la Cordillera de los Andes".
A juicio del radicalismo, la decisión del régimen trasandino se debe a "la antipatía por la víctima y la simpatía por el victimario", lo cual deriva en "una bochornosa complicidad frente al crimen" de Jaime Guzmán.
Por su parte, Francisco de Narváez, diputado del Peronismo Federal, sostuvo que "el Gobierno debería conceder la extradición porque (Apablaza) está acusado de un crimen contra un senador durante la vigencia del sistema democrático" y agregó que Argentina demandaría "lo mismo" en caso de que la situación fuera a la inversa.
"Al negar la extradición, los Kirchner demuestran que son unos falsos", enfatizó el parlamentario, quien derrotó precisamente a Néstor Kirchner en las elecciones legislativas de 2009.