PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010

PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010
BICENTENNIAL MILITARY ARMY OF CHILE 2010

REPORTAJES ESPECIALES E INFORMACIÓN ADICIONAL

miércoles, 6 de octubre de 2010

EL FANTASMA CAUTIVO DE LOS KIRCHNER: EL USO POLÍTICO DE LA MEMORIA

Si existe un artilugio en toda el significado de la palabra (mecanismo, artefacto, sobre todo si es de cierta complicación. En sentido. despectivo. Ardid o maña, especialmente cuando forma parte de algún plan para alcanzar un fin) en lo que ha sido la politíca interna de las sucesivas administración de gobierno del acaudalo matrimonio Kirchner, es el fantasma de las dictaduras militares en la Argentina y las violaciones a los derechos humanos acaecidas a lo largo, y ancho, de todos los regimenes militares que obedecieron a los lineamientos de la guerra fría y la doctrina de seguridad nacional en L.A.
Para la sociedad argentina, dicho "cuco" , especie de diablo con que se atemoriza a los niños cuando se portan como tales, es per se la herramienta política predilecta de manipulación de masas y el inconsciente colectivo de la sociedad argentina para justificar, amenazar, acusar, violentar y descalificar, no solo a la oposición democrática, vital y necesaria a todo gobierno como contrapeso y fiscalización, si no también para desde esa especie de vendetta mafiosa que se origina desde las vísceras del kirchnerismo, avasallar irresponsablemente componentes básicos de la Republica. Como son las fuerzas armadas, de orden y seguridad.
Ya me he referido a la descomposición brutal de las FFAA argentinas por parte de los dos gobiernos de los Kirchner (ver aquí Algo Huele Mal en Argentina numero uno ; idém, pero numero dos
Esta especie de muñeco vudú del kirchnerismo es usado cínicamente por la ex comandante montonera de Inteligencia, "Comandante Teresa", actual Ministra de Defensa argentina, Gilda Garré,  para desde un fingido rol de victima, mal usa, más bien manosea, el rol que le cupieron a las FFAA en dichas violaciones a los DDHH en la décadas pasadas, para atemorizar a los ciudadanos y justificar el antagonismo que protagoniza en este verdadera misíon de los Kirchener de cobrarse revancha, desmantelar, reducir al minimo y subyugar a las propias FFAA de su nación.
No ha existido un solo intento de evolucionar desde el retorno a la democracia para implementar un proceso de transición y su posterior consolidación en pos de una reconciliación nacional. Por el contrario. Un sector político prolongo innecesariamente la lucha de dos ejes politico-ideologicos hoy presentes en la sociedad argentina, que siguen, en planos distintos, reviviendo crudamente la lucha fraticida de los 70's.
Los kirchner, y por que no decirlo, la sociedad politica y civil, no ha logrado rescatar y re insertar a las FFAA para ocupar un papel de componente de la Republica, dentro de un Estado de Derecho asignandoles el lugar que deben ocupar dentro de toda nacion que ha saneado sus heridas internas. Como fue el caso chileno
A modo de ejemplo. la ministra de Defensa Nilda Garré sostuvo el domingo recién pasado que "el objetivo desde que asumí el cargo es el de articular a las Fuerzas Armadas con la sociedad" pero, que "era necesario un proceso de modernización de la institución democratizándola para garantizar que no volvieran a ocurrir las cosas que pasaron".
Nuevamente, desde una posición de poder oficial, el gobierno de los K desenvaina el fantasma del pasado para justificar el desperfilamiento del rol de sus FFAA. 
Las FFAA NO se pueden democratizar en el sentido de otorgarles beligerancia, son por orden doctrinal jerarquizadas, con una sola linea de mando y deben ser fundamentalmente de carácter apolíticas no deliberantes. No se pueden inocular con ideologías de un sector especifico de la política interna de un país. De convertirse en adherentes a cualquier de ellos, pasan a convertirse en meras mega-milicias fuera del orden constitucional.
En una entrevista al dominical Miradas al Sur, Garré dijo además que "mientras la Justicia hacia su tarea y en esto no podía haber ningún tipo de retroceso ni de concesión, había que impulsar un nuevo rol para las Fuerzas Armadas en esta nueva sociedad democrática, democratizándolas también hacia el interior de ellas para garantizar que no volvieran a ocurrir las cosas que pasaron". Es decir en términos simples, prescindamos de ellas, desmantelandolas, para asegurarnos que no den nuevos golpes de Estado, en ves de RECUPERARLAS, asignándoles su rol preponderante, la Defensa.
Ningún país puede aspirar a ser considerado potencia regional con amplio peso político en el contexto regional, si desprecia precisamente un componente fundamental dentro de la estrategia diplomática-militar en la zona en donde  pretende ser considera como tal.
Argentina al mando de los Kirchner, mas que buscar e implementar una posición de consolidación de poder regional, lo que hace es un permanente un vudú político hacia los componentes políticos y constitucionales de la nación argentina.