PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010

PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010
BICENTENNIAL MILITARY ARMY OF CHILE 2010

REPORTAJES ESPECIALES E INFORMACIÓN ADICIONAL

martes, 21 de septiembre de 2010

POSIBLE ACELERACIÓN DEL MUNDO ÁRABE EN PROCESO DE ADQUISICIÓN DE ARMAS NUCLEARES

Los últimos meses han visto algunos avances muy significativos en la política nuclear de Estados Unidos y en las ramificaciones de esta política para el Medio Oriente. Este trabajo examinará estos desarrollos.
*A. Savyon es Director del Proyecto de Medios Iraníes

-El péndulo de la política nuclear de la administración Obama
Al entrar en funciones en el 2009, el Presidente de los Estados Unidos Barack Obama anunció su intención de promover su visión de un desarme nuclear mundial. El 5 de abril del 2009 en Praga, presentó una ambiciosa estrategia para lograr este objetivo, basado en tres componentes principales: 
1) Tomar los pasos concretos hacia un mundo sin armas nucleares mediante la reducción de los arsenales nucleares existentes
2) El fortalecimiento del Tratado de No Proliferación de armas nucleares y el mantener que nuevos países no puedan adquirir armas nucleares
3) Velar por que los terroristas nunca adquieran un arma nuclear. Para lograr este último, el presidente Obama anunció un nuevo esfuerzo internacional para salvaguardar todo el material nuclear vulnerable alrededor del mundo dentro de los próximos cuatro años.
Como un paso más hacia la consecución de estos objetivos, el 12 de abril, 2010 el Presidente Obama convocó la Cumbre de Seguridad Nuclear en Washington D.C., con la participación de la mayoría de los líderes del mundo libre. [1]
Un mes después, en mayo, la Conferencia de Revisión de las Partes en el Tratado sobre la No-Proliferación de Armas Nucleares (TNP) se celebró en Nueva York. En luz del deseo del Presidente Obama de aprovechar esta conferencia para su propia visión y para asegurarse de que sería un éxito - es decir, que produciría resoluciones aprobadas por consenso - su administración se vio obligada a aceptar la condición establecida por los países árabes y liderada por Egipto, en ejercer presión internacional sobre Israel y por el aislamiento sobre este en la comunidad nuclear internacional a cambio de tales resoluciones por consenso.[2] Capitular ante la presión árabe-egipcia, la administración Obama en última instancia decidió no usar su poder de veto, sino votar por la resolución final llamando a Israel a adherirse al TNP y someter todas sus instalaciones nucleares a comprensivas formas de seguridad de la OIEA. [3]
El propio Obama acogió con beneplácito la resolución, diciendo que esta "incluye medidas equilibradas y prácticas que harán avanzar la no proliferación, el desarme nuclear y los usos pacíficos de la energía nuclear, los cuales son pilares fundamentales del régimen mundial de la no proliferación de armas nucleares". [4]
Al votar a favor de la resolución, los Estados Unidos abandonaron su tradicional postura de apoyo a la postura israelí de que una zona libre de armas nucleares en el Medio Oriente es posible y de hecho esencial, pero no debe incluir sólo a las armas nucleares, sino todo tipo de armas no convencionales - tales como las armas químicas y biológicas en poder de los vecinos de Israel - y, además, que este objetivo sólo pueda realizarse después de la consecución de acuerdos de paz comprensivos en la región.
La conformidad de la administración Obama a la presión árabe y su desviación respecto a su larga postura de la política estadounidense, fue percibida por Israel como una amenaza a su seguridad, y este exigió que la situación sea rectificada. La administración cumplió; tan pronto como la resolución de la conferencia final pasó, funcionarios de la administración se apresuraron a emitir declaraciones destinadas a mitigar los efectos de la votación de los Estados Unidos sobre las relaciones Estados Unidos-Israel. Por ejemplo, en una declaración del 28 de mayo, el asesor de seguridad general nacional del Presidente Obama James Jones, dijo que los Estados Unidos lamenta la decisión de señalar a Israel en la sección del documento del TNP del Medio Oriente y que los Estados Unidos mantienen su compromiso con la seguridad de Israel. [5]
Un retroceso más significativo se produjo durante la visita del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu a Washington el 6 de julio. El diario israelí Haaretz informó que en las negociaciones desde la conferencia, los norteamericanos aclararon que la decisión había sido un "error" y que "en un esfuerzo por aclarar la postura del gobierno sobre la cuestión nuclear israelí, se determinó que - en coordinación con Israel - los detalles completos de los acuerdos de alto nivel [sobre el estatus de ambigüedad nuclear de Israel] entre las dos partes, alcanzado durante la década de 1960, finalmente sería revelado". [6] La Casa Blanca emitió un comunicado de prensa especial declarando: "El Presidente [Obama] le dijo el Primer Ministro [Netanyahu] que este reconoce que Israel siempre debe tener la capacidad de defenderse por sí misma contra toda amenaza o posible combinación de amenazas y que sólo Israel puede determinar sus necesidades de seguridad". [7]
Con esta proclamación pública, el péndulo de Obama volvió de nuevo a la antigua política estadounidense. Sin embargo, en las circunstancias en que se hizo la declaración - es decir, rectificar el voto de Estados Unidos por la resolución de la Conferencia de Revisión del TNP de aislar a Israel - la declaración de Obama constituye una confirmación pública y explícita de un estatuto especial en materia nuclear de Israel. La declaración expresa la garantía de Estados Unidos a la existencia de Israel y su seguridad y su estatus de preferencia como estado con capacidad nuclear en el Medio Oriente. El presidente Obama fue aún más lejos, reconociendo también el derecho de Israel a la disuasión - es decir, que Israel tiene derecho a poseer su propia capacidad de disuasión estratégica. Por lo tanto, esta declaración del Presidente Obama dio paso a la final a la era de la ambigüedad nuclear de Israel.
Por consiguiente, las declaraciones de la Casa Blanca tras la reunión con Netanyahu, es decir, que los Estados Unidos no tocarían la política de ambigüedad nuclear israelí, no significan nada, porque el Presidente Obama ya ha reconocido el estatus nuclear de Israel y su derecho a mantenerlo.

Conclusiones y ramificaciones
Las acciones en los últimos meses por la administración Obama sobre los temas nucleares, cuyo objetivo es promover una visión y una política de desarme nuclear mundial, han tenido el efecto contrario. En sus esfuerzos por promover el desarme nuclear mundial, Obama puso de relieve lo que los Estados Unidos durante cuatro décadas habían logrado minimizar y marginar - el reconocimiento de Estados Unidos y su asociación con la política israelí de ambigüedad nuclear. Reconociendo abiertamente lo que sus ocho predecesores presidenciales habían reconocido implícitamente - es decir, que Israel necesita de capacidad en materia nuclear para defender su propia existencia - El presidente Obama ha puesto fin al estatus de ambigüedad nuclear de Israel.
Este desarrollo podría conducir a demandas de intensificación en el equipamiento de armas nucleares por los principales estados árabes que se sienten amenazados tanto por Israel como por Irán - y podría dar lugar a acciones aceleradas en esa dirección.
Notas al final:
[1] Los objetivos declarados de la cumbre del 12 de abril, 2009 fueron: "La discusión de la naturaleza de la amenaza y el desarrollo de medidas que pueden tomarse juntos para asegurar el material vulnerable, combatir contra el contrabando nuclear y disuadir, detectar y desbaratar intentos de terrorismo nuclear" y "un acuerdo sobre un comunicado conjunto manifestando iniciativas para alcanzar los máximos niveles de seguridad nuclear, lo cual es esencial para la seguridad internacional, así como el desarrollo y expansión de energía nuclear con fines pacíficos a nivel mundial". http://www.america.gov/st/peacesec-english/2010/April/20100406143850zjsredna0.789776.html.
[2] Véase MEMRI Investigación y Análisis No. 617, "La nueva resolución de sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre Irán - Ramificaciones principales, "22 de junio del 2010, http://www2.memri.org/bin/espanol/articulos.cgi?Page=archives&Area=ia&ID=IA61710.
[3] http://www.un.org/ga/search/view_doc.asp?symbol=NPT/CONF.2010/50%20%28VOL.I%29.
[4] http://www.america.gov/st/peacesec.../20100601133524esnamfuak0.697735.html.
[5] http://www.america.gov/st/peacesec-english/2010/June/20100601133524esnamfuak0.697735.html[6] Haaretz (Israel), 8 de julio, 2010 http://www.haaretz.com/print-edition/news/obama-administration-israel-has-right-to-nuclear-capability-for-deterrence-purposes-1.300652.[7] http://www.whitehouse.gov/the-press-office/readout-presidents-meeting-with-prime-minister-netanyahu-israel-0.