PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010

PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010
BICENTENNIAL MILITARY ARMY OF CHILE 2010

REPORTAJES ESPECIALES E INFORMACIÓN ADICIONAL

lunes, 20 de septiembre de 2010

MINISTRO DE DEFENSA DE CHILE: "LAS EMPRESAS PÚBLICAS DE DEFENSA ESTAN ABIERTAS A ASOCIACIONES CON COMPAÑIAS PRIVADAS"

*Por Arturo Cuervo / Infodefensa.com - El ministro de Defensa de Chile, Jaime Ravinet, afirmó en una entrevista con Infodefensa.com que una de sus prioridades es mejorar la competitividad de las empresas públicas de Defensa y que para conseguirlo están abiertos a "asociaciones" con compañías privadas.

En contestación a un cuestionario escrito, Ravinet aseguró que estas empresas privadas -nacionales o extranjeras- deberían aportar know-how, mercado y recursos al desarrollo de nuevos negocios que incentiven una mejora de su eficacia.
Al mismo tiempo, el ministro de Defensa, uno de esos profesionales de la política capaz de desarrollar su actividad gestora al margen de la ideología política, lo que le ha permitido ser ministro del Gobierno de Chile a las órdenes de los presidentes Ricardo Lagos, Michelle Bachelet, y ahora de Sebastián Piñera, resaltó que "no tiene planes" de incrementar los recursos económicos destinados a las Fuerzas Armadas y que su prioridad es recuperar la infraestructura y el equipamiento dañados con el terremoto del 27 febrero del año pasado.
Aunque ha sido ministro de Urbanismo y Vivienda o alcalde de Santiago de Chile, es en la cartera de Defensa donde ha ejercido su labor durante los últimos años, convirtiéndose en un referente para las Fuerzas Armadas del país.
Durante su etapa ministerial con Bachelet acometió una profunda actualización del material bélico del país, destacando la adquisición de dos nuevo submarinos Scorpene y gestionó la crisis de relimitación marítima con Perú.
Ahora, este abogado, académico y empresario curtido en la política y reconfirmado por Piñera, está empeñado en revisar la estrategia de la industria militar de su país revisando los métodos de financiación y contando con la colaboración internacional.

-¿Cuáles son los principales objetivos de su gestión al frente del Ministerio en materia de política industrial?
-Lograr avanzar en el establecimiento de una industria de defensa nacional competitiva en los nichos que las realidades de mercado hacen viables e impulsar en torno a esas empresas un proceso de investigación tecnológica que potencie capacidades nacionales en un amplio espectro de opciones.

-Recientemente ha anunciado una "profunda revisión" de la industria militar chilena, que abrirá la posibilidad de que empresas internacionales se incorporen como socios estratégicos. ¿Cuál es el alcance de esta nueva política?
-Esencialmente se trata de que las empresas públicas que dependen de las Fuerzas Armadas desarrollen eficientemente su potencial. Estas empresas tienen como primera y más relevante misión apoyar el desarrollo y mantenimiento de la fuerza militar del país. No obstante, en ese proceso se han generado capacidades que pueden ser competitivas en determinados nichos de mercado. Esto requiere estudiar primero si esos nichos existen y cómo enfrentarlos mejor. Nuestra percepción es que la potencialidad existe, pero se deben hacer cambios relevantes en la gestión de estas empresas y, en algunos casos, posiblemente también en su capital. Ahí es donde puede haber asociaciones con empresas privadas que aporten know-how, mercado y recursos al desarrollo de nuevos negocios.

-Cuando tomó posesión de su cargo, prometió que buscará una financiación para las Fuerzas Armadas que sea "adecuada, suficiente y plurianual" ¿Cuáles son las prioridades a corto plazo a la hora de comprar material militar?
-Sin duda que cumpliremos esa promesa. Uno de nuestros objetivos, dentro de la agenda del Ministerio de Defensa, es transformar el actual sistema de financiamiento para adquisiciones de material para las Fuerzas Armadas (conocido como "ley reservada del cobre") en uno que sea compatible con los principios actuales de las finanzas públicas y con la etapa de desarrollo institucional en que nos encontramos. Evidentemente ese cambio debe hacer posible que se disponga de los recursos necesarios para satisfacer los programas de desarrollo aprobados por el Estado. Por eso hemos puesto énfasis en que debe considerar el compromiso de recursos para varios años, ya que todas las adquisiciones militares implican no sólo largos períodos de preparación sino que se distribuyen en un horizonte que supera fácilmente la media década. Respecto de la última parte de su pregunta, nuestras prioridades hoy están centradas en recuperar la infraestructura y equipamiento militar dañados con el terremoto del 27 de febrero de este año.

-En su departamento se aborda un importante recorte presupuestario para destinar recursos al plan de reconstrucción tras el terremoto. ¿Cómo va a afectar este recorte a la política de adquisición de material?
-Las Fuerzas Armadas tienen por delante todavía un complejo proceso de recuperación de infraestructura dañada. El caso más emblemático es el de los astilleros de la Armada, que resultaron virtualmente destruidos por el Tsunami que siguió al terremoto en esa zona. Los recursos involucrados en este proceso de reconstrucción estarán disponibles en breve, pero coparán en buena medida el flujo de gasto anual que puede hacer la defensa nacional dada la situación general del presupuesto público y los límites de gasto de éste. Sin embargo, la modernización del material mayor que había caído en obsolescencia ya ha sido realizada en los años previos. Actualmente Chile destina del orden del 1,38 % del PIB a la defensa nacional, incluidos los fondos efectivamente gastados de la ley del cobre. Si bien no existe un número que pueda considerarse como objetivo u óptimo, el porcentaje actual nos parece perfectamente válido para el nivel de desarrollo de Chile y no está en nuestros planes incrementar los recursos que se destinan a las Fuerzas Armadas.

-¿Cuándo contará Chile con un satélite militar? ¿Se trata el asunto aeroespacial de una prioridad de su departamento?
-Se ha adquirido un satélite que tiene funciones multipropósitos: militar, civil y de desarrollo tecnológico; desde este punto de vista, el proyecto nos parece muy atractivo. Las potencialidades que permite percibir en variados sectores de la actividad económica nacional son enormes; asimismo el aprendizaje en el ámbito aeroespacial que será posible con este satélite son muy relevantes para nosotros y, la verdad, para toda la sociedad científica nacional. Esperamos contar con ese satélite en el espacio la primera mitad del año 2011.

-Recientemente ha mantenido una reunión bilateral con su homólogo italiano en la que aquel país se comprometió a colaborar con Chile en materia de Defensa. ¿Va a dar prioridad a Europa en sus relaciones internacionales?
-Las relaciones que en el ámbito de la defensa ha mantenido Chile con los países miembros de la Unión Europea son de muy larga data y muy fructíferas. Es de nuestro mayor interés conservar y hacer crecer esa relación.

-¿Considera que la industria española puede incrementar su papel como proveedora para los ejércitos chilenos?, ¿Podría Navantia participar en la reconstrucción de Astilleros y Maestranzas de la Armada (ASMAR)?
-Como he dicho antes, nos interesa mantener y profundizar la relación con todos los países de la Unión Europea. Muchos de ellos han sido y son nuestros aliados naturales. En el caso particular de España, llevamos décadas con una relación en defensa que es creciente y cada vez más profunda. Sin duda que ésta es una tendencia que nos interesa mantener.