PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010

PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010
BICENTENNIAL MILITARY ARMY OF CHILE 2010

REPORTAJES ESPECIALES E INFORMACIÓN ADICIONAL

lunes, 11 de octubre de 2010

LOS EMBAJADORES CULTURALES DEL GOBIERNO DE CRISTINA FERNANDEZ

"Más allá de las razones políticas que están detrás de los actos, el reverdecimiento de la dolorosa etapa de los años setenta para actualizarlos artificialmente esconde motivaciones que pueden ubicarse por encima de lo simplemente ideológico, pero lo que si resulta innegable es que esa revisión genera para la opinión pública no siempre bien informada, tremendas e inesperadas sorpresas". Así comienza un relato escabroso del periodista argentino Carlos Manuel Acuña, quien se une en su columna a muchas otras que inundan los medios argentinos, para denunciar los escandalosos vínculos del gobierno argentino de Cristina Fernandez con oscuros personajes que han sido insertados en el gobierno, en representaciones oficiales en el exterior o comitivas presidenciales. Todos vinculados a la más acerrima izquierda argentina de carácter violentista y protagonista de hechos de sangre, con causas judiciales aún abiertas en la justicia trasandina por los delitos cometidos, como ejecuciones de carácter terrorista, pero sin reacción alguna y completa complacencia del gobierno de Fernandez.
Raúl Argemí
Extractos:
Se trata de la reaparición de un ciudadano argentino que reaparece en Alemania a raíz de un artículo periodístico originado en los padecimientos físicos de una periodista que viajó a Franckfort para cubrir la Feria del Libro. Esta se realiza en esa ciudad con participación de la Argentina, cuyo gobierno debió hacer verdaderos malabarismos para evitar el embargo intentado por los acreedores financieros de Argentina en el exterior. En donde el avión presidencial de Cristina Fernandez, Tango Uno, que llevó a Cristina Fernández de Kirchner hasta Alemania, debió cambiarse por otro aparato para superar el bochornoso episodio.

Para representar a Argentina no fueron seleccionadas figuras de nota, escritores reconocidos o personas con una trayectoria destacada, sino que el dedo presidencial eligió a presuntos intelectuales que integran el grupo que asesora ideológicamente a la Casa Rosada, como Ricardo Foster y Horacio González, además del ex presidente de la Agencia Nacional de Noticias, Telam Sociedad del Estado, Martín Granovsky. También estará presente la flor y nata del ala mas radical de izquierda argentina como Juan Gelman y Osvaldo Bayer y nombres menos conocidos como activistas doctrinarios, pero que merecieron el premio selectivo de quien está a la altura de quien los respaldaba.

Como no podía ser de otra manera, participará Estela de Carlotto, de las “madres de la Plaza de Mayo” en reemplazo de Hebe Pastor de Bonafini, su presidenta, que debió quedar excluida por sus ligerezas verborrágicas al llamar a "tomarse" la sede de la Corte Suprema de Justicia si se producía la extradición de Galvarino Apablaza", y tal vez para evitar incómodas preguntas sobre sus hijos, jamás desaparecidos, despues del escandalo que evidencia que la presidenta de las madres de plaza de mayo que luchaban por sus hijos desaparecidos, en realidad tenia a sus hijos viviendo en la isla caribeña de Cuba al amparo del regimen de los hermanos Castro. Hijos, al igual que Hebe Bonafini, beneficiarios del arqueo cotidiano que deja el fabuloso negocio de los “derechos humanos” en la Argentina. En donde enarbolar dicha causaen Argentina, paso de una justa y necesaria lucha por su reinvidicación a una grosera manipulación y utilización electoral.
Tragicómico es el caso de la propia presidenta argentina, Cristina Fernandez, quien en Alemania al semanario Der Spigel afirmo que había sido detenida varias veces durante los gobiernos de la dictadura, quedando en incomoda posición al ser desmentida por un cercano y ex-amigo de la pareja K. Quien afirmo que en realidad Fernandez mientras los largos años de dictadura y de amistad personal con la entonces abogada Fernandez, nunca fue objeto de detención alguna.

En dicha feria Estela de Carlotto integrará de una mesa redonda sobre la temática “Los hijos y la memoria de los padres”, un enfoque psicológicamente apto para la utilización y verdadero manoseo del tema de DDHH con fines propagandistas y lectorales. Un tema demaciado noble para ser enarbolado por uno de los gobiernos más desprestigiados de A.L. lo que facilitará el crecimiento de ese verdadero gran negocio que tan exitosamente se realiza mediante el pago de centenares de miles de dólares a las familias de miembros de movimientos subversivos de ultraizquierda que participaron en hechos de sangre, previo el descuento que se realiza por los "gastos operacionales o de gestión" a beneficio de agrupaciónes politicas del mismo sector y tendencia.
Igualmente, y como demostración palpable de la tarea de penetración y simbolismos que realiza la izquierda argentina y el propio gobierno K, en Francfort tendrá su homenaje Julio Cortázar, no se sabe si por la discutible calidad de sus obras o por haber sido correo del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) entre la Argentina y quienes ya habían comenzado a recluirse cómodamente en Europa mientras otros peleaban en su nombre.
En Argentina no se explican por que, ironicamente, no se incluyo un homenaje a Enrique Santos Discepolo por su excelente anticipo de la Argentina actual con su tango “Cambalache”.

La periodista que se cita al comienzo, Claudia Piñeiro, nos contó con grandes pormenores, continua el articulo, dolencias físicas padecidas durante el viaje en avión y los tratamientos que recibió en Alemania para calmarle los dolores. Así conocimos la intervención de un periodista argentino que allí trabaja con una leve modificación en la acentuación de su apellido. Aunque ignoramos si también lo fue para su autora, ¡aquí surge la sorpresa! Uno de los presentes en la reunión médica fue nada más y nada menos que Raúl Argemi,(*) un subversivo de ultra-izquierda involucrado a hechos delictivos y de sangre, nacido en la ciudad de La Plata, electricista de profesión y perteneciente al comité central del "Ejército Revolucionario del Pueblo 22 de Agosto-ERP", que fue indultado en 1983 en los finales del gobierno del Proceso y con premura viajó a Europa. Primero recaló en España como periodista en el periódico separatista “Cataluña o Catalunja” desde donde viajó a donde ahora reside por especial recomendación de funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina.
Actualmente la Cancillería argentina alberga entre los puestos mas importantes ex connotados ex subversivos del grupo armado Montoneros como del antiguo ERP

Raúl Argemi acompañado en varias oportunidades por el ciudadano Mario Amador Fernández participó de crímenes resonantes. Uno de ellos fue el del almirante Hermes Quijada -comandante de la primera expedición argentina que llegó al Polo Sur- , y el otro, -aquí fue autor material- el del Juez Horacio Quiroga a quien se acercó por su espalda decerranjándole varios balazos en la nuca en momentos en que el magistrado salía de su domicilio en busca de un amigo para presenciar un encuentro deportivo.
Ahora, Argemi, quien utiliza un acento en la última vocal para disimular, vive tranquilamente en España y fue a Alemania también invitado por el gobierno Argentino, tal como lo hace aquí Apablaza Guerra, con la diferencia que el primero junto con Fernández por el medio de transporte que utilizaban para llegar al teatro de sus asesinatos, son recordados como “Los motociclistas de la muerte”. La causa levantada para su procesamiento lleva el número 8370 del 22 de agosto de 1971, como nos lo recuerda Eugenio Méndez en su libro “Santucho, entre la Inteligencia y las armas”. En síntesis, quienes fueron derrotados por las armas vuelven desde las sombras, se ubican en puestos clave, operan en el exterior y tejen con paciencia un esquema más experimentado que el de los años setenta.
Hoy, Argemí es homenajeado en la feria del libro en Franckfort como embajador cultural del gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner.

*Raúl Argemí (1946-actualidad). Escritor argentino radicado en Barcelona, España. Es autor de novela negra. Nacido en La Plata, capital de la Provincia de Buenos Aires, Argentina, Raúl Argemí se dedicó  a las artes escénicas como autor y director teatral. A comienzos de los años ´70 participó en la lucha armada en Argentina, militando en el Ejército Revolucionario del Puebo-22 de agosto. Vivió en la clandestinidad hasta que fue detenido en 1974 junto a otro integrante de aquella organización, Marino Amador Fernández, por el asesinato del juez Jorge Vicente Quiroga, crimen cometido el 28 de abril de ese año. Pasó toda la dictadura del gobierno militar argentino encarcelado, y tras su caída y el regreso de los gobiernos democráticos fue amnistiado en 1984. Durante su libertad y permanencia en la Ciudad de Buenos Aires se desempeño como Jefe de Cultura y director de Claves del Gobierno de la la Ciudad de Buenos Aieres, además de colaborador en la Edición Cono Sur de Le monde diplomatique. En 2000 se traslada a España.