PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010

PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010
BICENTENNIAL MILITARY ARMY OF CHILE 2010

REPORTAJES ESPECIALES E INFORMACIÓN ADICIONAL

jueves, 30 de septiembre de 2010

NUEVO REVÉS DE COMUNEROS MAPUCHES EN HUELGA DE HAMBRE: OPOSICIÓN AL GOBIERNO SE DISTANCIA DE MOVIMIENTO ÉTNICO

El subsecretario de la Presidencia de Chile, Claudio Alvarado, quien en los últimos días había negociado con representantes de los 34 mapuches en huelga de hambre, fue uno de los invitados al almuerzo de ayer entre los senadores de la Alianza y el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, en el Congreso.

Aunque la cita había sido convocada para analizar el presupuesto, también abordaron el ayuno de los comuneros, que hoy cumplen 80 días en huelga, y acordaron endurecer su estrategia, en una decisión visada por el Presidente Sebastián Piñera.
De hecho, ayer el Mandatario optó por no referirse al tema como tenía previsto y en La Moneda explican que la idea es sacarlo del conflicto mientras no haya avances.
En el almuerzo se concordó que en el Senado el oficialismo daría por cerradas las negociaciones por la ley antiterrorista y así intentar aprobar la reforma tal como había sido despechada por la Cámara. De la reforma original sólo había sobrevivido el artículo que define el delito terrorista y elimina la presunción de producir temor.
En el gobierno existía molestia por la negativa a deponer la huelga por parte de los comuneros, quienes exigieron nuevas condiciones luego que el gobierno accediera ya a sus peticiones originales, como establecer una mesa de dialogo con el Ministerio Público, lo que, a juicio del Ejecutivo, exigir nuevas condiciones era inaceptable. "No es posible que un conjunto de ciudadanos chilenos sienta que puede sentarse a negociar con los jueces (...). Ya no tenemos más opción. La opción legislativa no la vemos como una opción viable", dijo Hinzpeter al intervenir en el Senado.
La Alianza aprobó en bloque las enmiendas de la Cámara, pero la Concertación logró empatarles en la votación, lo que obligó a pasar el proyecto a una comisión mixta. Sin embargo, ante la decisión tomada por el Ejecutivo, según admiten en la oposición, es poco el margen para seguir innovando.
Más aún cuando en la propia Concertación sostienen que no pueden respaldar las últimas demandas de los 34 mapuches y que la movilización ha quedado en un mal pie.
"Es evidente que ni la Corte Suprema ni el Ministerio Público pueden sentarse a una mesa", comentó ayer el titular del Senado, Jorge Pizarro.
El DC Patricio Walker señaló que la petición es "inaceptable constitucionalmente", mientras que su par del PPD, Eugenio Tuma, dijo que había que comprender que los mapuches ven al Estado como un todo y agregó que era "difícil" que el Poder Judicial entable una negociación.
Al respecto, el presidente de la Corte Suprema, Milton Juica, dijo ayer que los jueces no pueden participar en este tipo de tratativas, porque sería inconstitucional, aunque se manifestó dispuesto a conversar con los comuneros.
El magistrado también señaló que la ley antiterrorista, tal cual está diseñada en la actualidad, representa un obstáculo para llegar a un entendimiento, por lo que apuntó a la necesidad de buscar una fórmula que pudiese "morigerarla".
La disposición de Juica a escuchar el planteamiento de los huelguistas fue valorada por los comuneros. "Existiendo una voluntad de escuchar, eso es suficiente para seguir avanzando, porque es lo que pedimos, que nos escuchen", dijo Rodrigo Curipán, vocero de los comuneros.