PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010

PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010
BICENTENNIAL MILITARY ARMY OF CHILE 2010

REPORTAJES ESPECIALES E INFORMACIÓN ADICIONAL

miércoles, 22 de septiembre de 2010

FERNANDO LUGO DESCABEZA POR CUARTA VEZ A ALTOS MANDOS MILITARES

Por cuarta vez desde que asumió el poder, el presidente del Paraguay Fernando Lugo concretó ayer una barrida en la cúpula de las Fuerzas Armadas.
Fernando Lugo, quien después de someterse a tratamiento por el cáncer que padece, se ha visto físicamente disminuido, proyectando inseguridad y un posible vació de poder político.

El hecho, pese a que se venía manejando extraoficialmente, generó sorpresas y malestar en amplios medios castrences.
A casi un mes de haber asumido el nuevo titular de Defensa, Gral. (S.R.) Cecilio Pérez Bordón, el Comandante en Jefe de las FFAA removió a los comandantes de las cuatro armas y a sus respectivos jefes de Estado Mayor.
Minutos después de conocerse oficialmente las movidas, Pérez Bordón aseguró que los cambios no se deben a ninguna irregularidad en las filas castrenses, sino a una política de llevar al frente de cada arma al que corresponde de acuerdo al orden jerárquico y no al “camaraderismo” como se manejaba durante otros gobiernos. 
Sin embargo, medios locales y fuentes militares aducen la verdadera purga de los altos mandos, a una "limpieza ideologica", la inquietud provocada por el cáncer linfático del presidente que hace preguntarse a los sectores de poder paraguayos, ¿hasta donde Lugo podrá retener el poder dado su visible deterioro físico? y precisamente un "clientelismo" de pasillo que se realiza en el entorno mas próximo a Lugo.
“Los cambios se debieron a la reorganización de las Fuerzas Armadas, al esquema de crear la pirámide en base a la jerarquía, como ustedes habrán notado antes, de un tiempo a esta parte venía un esquema en donde casi todos eran camaradas, entonces mediante un proceso de dos años se ha conseguido esto”, aseguró.
Todos los designados por orden general ya asumieron ayer en sus respectivos nuevos cargos. Los únicos que permanecieron en sus puestos fueron el comandante de las Fuerzas Militares, Gral. Oscar Velázquez; y el jefe de Estado Mayor Conjunto, Carlos Alberto Bordón.

PASARÁN A RETIRO
Los ahora ex comandantes de las tres armas quedan ahora a disposición y a la espera del paso a retiro de parte del Tribunal de Calificaciones.
De la Fuerza Aérea fue sacado el Gral. Brig. Hugo Guilberto Aranda Chamorro, en cuyo reemplazo se nombró al Gral. Miguel Chist Jacobs, quien para asumir el cargo dejó la jefatura de Estado Mayor de la Fuerza Aérea, en donde quedó designado el Cnel. (DAEP) Arnaldo Escurra Zayas.
Otro cambio concretado fue el del comandante del Ejército, Gral. Brig. Bartolomé Pineda, debido a que el mismo está imputado por ocultar información a la Fiscalía sobre el robo de armas en el puesto comando de Campo Grande, Luque, pese a que el ministro Bordón aseguró que ese no fue el motivo. En su reemplazo el titular del Ejecutivo designó al Gral. Brig. Darío Martín Cáceres Snead.
En tanto que como jefe de Estado Mayor del Ejército, fue nombrado el Cnel. (DAEP) Leonor Cabrera Cabrera.
Fue ascendido el hasta ayer jefe de Estado Mayor del Comando Logístico, Gral. Brig. Waldino Acuña Lugo, como Comandante del Comando Logístico en reemplazo del Gral. Brig. Antenor Saiz Silvera, mientras que reemplaza a Acuña el Cnel. (DAEP) Marcos Aurelio Torales Sanabria.
En la Armada, el presidente Lugo destituyó al contralmirante Egberto Emérito Orué Benegas, en cuyo reemplazo nombró al contralmirante Juan Carlos Benítez Fromherz, quien a su vez para asumir el cargo dejó la jefatura de Estado de dicha arma, en donde el Ejecutivo designó al capitán de Navío (DAEP) Pablo Ricardo Luis Osorio Fleitas.

Los cambios
Esta es la cuarta “barrida” en la cúpula castrense que lleva a cabo el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, presidente Fernando Lugo, desde que asumió el poder en agosto del 2008.
El primero de ellos lo llevó a cabo meses después de tomar el mando, en diciembre del 2008, cuando removió al comandante de las Fuerzas Armadas de la era Duarte Frutos y hoy dirigente colorado, Gral. (SR) Bernardino Soto Estigarribia, así como los de las demás armas. Luego con la excusa de la autorización para un acto político en un local militar, volvió a descabezar a las FFAA en el 2009. En noviembre de ese mismo año lo hizo de nuevo tras denunciar la existencia de “bolsones golpistas” en sus filas. Y finalmente este último cambio fue para “jerarquizar” las fuerzas castrenses, según el ministro de Defensa, Gral. (SR) Cecilio Pérez.