PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010

PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010
BICENTENNIAL MILITARY ARMY OF CHILE 2010

REPORTAJES ESPECIALES E INFORMACIÓN ADICIONAL

jueves, 27 de enero de 2011

"APACIGUANDO" A EVO

Un complejo escenario social está tomando forma en Bolivia.
*Cristian Leyton Salas es Doctor © en Estudios Americanos. 

Nos habíamos acostumbrado a la estabilidad sociopolítica interna boliviana otorgada y materializada por el régimen del MAS y en particular, como resultado directo del liderazgo de Evo Morales. No podía ser de otra forma: el conjunto de los movimientos sociales que habían generado, desde 1997, la zozobra del sistema político paceño se habían hecho Gobierno con el ascenso del primer mandatario indígena de la historia de Bolivia el 2006. Los principales actores de desestabilización institucional tomaron el control del Estado, pero no solo ello, lo transformaron en función y de acuerdo a sus intereses políticos, sociales, culturales y económicos. La imposición de la Carta Fundamental Plurinacional del MAS es la mejor expresión y materialización de la absorción del Estado Boliviano por parte del Movimientos al Socialismo.
Evo invirtió, durante casi los 5 años de su gestión, todos sus recursos políticos en la reorganización y restructuración del aparato estatal, del sistema político interno y de la estructura social, cultural y económica. Fueron cerca de mil ochocientos días dedicados, casi exclusivamente, a transformar Bolivia, manejando asertivamente sus capacidades políticas en el Congreso y desde el Palacio Quemado a fin de neutralizar a las fuerzas orientales, en especial de Santa Cruz de la Sierra, lo que se logró con creces. La demanda marítima fue encapsulada en una Agenda de 13 puntos y el arma de la multilateralización de la misma en cuanta cumbre internacional había fue suspendida. El quiebre de las relaciones de amistad histórica con su par peruano condicionó positivamente para Chile esta nueva realidad geopolítica.
Hoy, sin embargo, nuevamente el fantasma de la desetabilización política interna boliviana se ha dejado caer. Ronda en el Occidente boliviano un embrionario clima de descontento social. Este no tiene su origen en demandas de tipo políticas sino que fundamentalmente económicas. El “gasolinazo” resquebrajó la legitimidad politica del líder máximo del MAS, dejando entrever que fuerzas centrípetas están agitando el núcleo mismo del movimiento. Saqueos, amenazas de convulsión social y violencia son temáticas que, hoy, nuevamente están de vuelta en los medios paceños. También regresaron antiguos conceptos como “recuperación”, “país-agresor”, “invasión” o “soberanía”.
Diversas ideas relativas a la necesidad de desconocer el Tratado de 1904 están cristalizándose en los medios de prensa, reflejo de la intencionalidad boliviana en orden a cuestionar ante instancias internacionales la legitimidad del tratado en cuestión. Ya García Linera dejó claro esta nueva estrategia, al señalar que, “como nunca hemos ido creando condiciones y terreno en el ámbito de la diplomacia de los pueblos, de las condiciones legales constitucionales, de las condiciones técnicas para un posicionamiento firme solido de Bolivia respecto a Chile en torno a nuestra temática".
Las condiciones sociopolíticas internas en Bolivia, producto del desgaste natural del régimen masista, están señalándonos que la fecha de vencimiento de esta “tregua politica” entre Santiago y La Paz está llegando a su fin. Ninguna Comisión Binacional de “Alto Nivel” tiene el poder de modificar la trayectoria de la colisión entre ambos Estados, si ésta no viene acompañada por gestos reales y concretos, como es negociar soberanía. Como tal no es el caso y “Atacama es y será siempre de Chile”, los márgenes de maniobra indican un fin abrupto y convulsionado de las relaciones de confianza entre ambos países.
Hoy, ad portas de un incremento de las convulsiones sociales en Bolivia, el factor Chile puede transformarse en un factor centrípeto importante para re legitimar la imagen de Evo y continuar con la Revolución Socialista indigenista del MAS.