PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010

PARADA MILITAR BICENTENARIO EJERCITO DE CHILE 2010
BICENTENNIAL MILITARY ARMY OF CHILE 2010

REPORTAJES ESPECIALES E INFORMACIÓN ADICIONAL

sábado, 11 de septiembre de 2010

CLIMA DE TENSIÓN ENTRE FFAA Y GOBIERNO EN URUGUAY

En el marco de una autosostenida polémica por el futuro presupuesto nacional, y en particular, el de Defensa, que incluye ciertos cambios resistidos por los militares, como la designación de directores o asesores civiles en cargos que eran tradicionalmente atendidos por uniformados, o, la postergación salarial para la oficialidad de mayor graduación e incrementos insuficientes para el resto del personal, en un clima denunciado como de ocultamiento del proyecto a los comandantes en jefe de las Fuerzas, nadie reconoce su autoría o inspiración.
*Javier Bonilla
Ministro de Defensa del Uruguay, Luis Rosadilla

En el marco de sucesivas reuniones con los comandantes y con otros estamentos-activos o retirados- de la oficialidad, tanto  por parte del presidente José Mujica, como de sus ministros de Economía y Finanzas, Fernando Lorenzo, Trabajo, Eduardo Brenta , y, de Defensa Nacional, Luis Rosadilla, se adoptó una actitud más conciliatoria que la que inicialmente tensó la interna castrense, estableciéndose una comisión mixta cívico-militar para analizar en los próximos días detalles del citado presupuesto, tendientes a una reasignación de recursos sin modificar los montos pre establecidos. Mujica, por su parte, solicitó tolerancia a los militares para con el trasiego de cientos de subalternos-mejor adiestrados y preparados fisicamente- hacia la Policía Nacional, que paga sueldos mucho más codiciados que los de un soldado, como forma de ahorrar en ese rubro para retribuir mejor a los que aún permanezcan bajo filas, lo que, según críticos de la propuesta, significaría, de producirse, un incremento inferior a los 11 Euros mensuales para la tropa, a cuyos integrantes abocados a la cooperación en la custodia exterior y de ingreso a las cárceles desde hace ya algunos años, se les promete un aumento mayor.

Un hecho muy llamativo se dio anteayer en el Ministerio de Defensa Nacional, cuando reunido el primer mandatario con los tres jerarcas máximos de las Fuerzas acompañados por todos los generales, el Comandante del Ejército Gral. Jorge Rosales, le reprocho las actuales carencias retributivas frente a la mayor erogación planteada por designar determinados cargos de confianza, y este, a su vez, le pregunta al ministro Rosadilla si esto era así , quien vaciló, mientras su colega de Economía y Finanzas, reconociendo errores de redacción a corregir en la ley presupuestal, aclaró que solo aprobó los montos y no así el detalle de su utilización ni la creación de cargos. Rosadilla continúo toda la reunión cabizbajo y se retiró sin saludar. Luego declararía que sus múltiples ocupaciones le impidieron examinar ciertos detalles del documento.

Horas después, al tiempo en que diversos trascendidos afirmaban que los aspectos polémicos contenidos en este proyecto eran de la autoría casi segura de técnicos ministeriales afines a otra línea política del oficialismo, afín al ex presidente Tabaré Vazquez y a la ex ministra de Defensa de este, Azucena Berruti, que ha permanecido absolutamente silenciosa ante acusaciones de tolerancia frente a desmanes recientemente descubiertos en la Armada Nacional, también se divulgaba contenidos fuertemente crítico hacia las actuales autoridades ("hay ignorancia y mala fe dentro de una situación casi polarizada"), que resultaron de un encuentro de coroneles celebrado simultaneamente en el Centro Militar, al que, al menos el máximo jerarca del Ejército había pedido no concurrir, sin éxito. Al respecto, el ministro Rosadilla afirmaba posteriormente : "el Comandante Rosales no tiene poder de prohibir ni inducir a concurrir a nadie a una reunión de un centro social".
El presidente de la otra entidad castrense de peso, el Círculo Militar, General(R)Ricardo Galarza, un prestigioso oficial  que ha ejercido diversos cargos en el exterior, considerado un intelectual entre sus pares, ha calificado a la elaboración del presupuesto, como una deliberada "campaña de desinformación", emparentandola con criterios emanados de la controvertida internacional de la izquierda radical iberoamericana denominada "Foro de Sao Paulo" en diversas ponencias alusivas al desmantelamiento de las Fuerzas Armadas continentales.